El sujetador, esa pieza indispensable en nuestro día a día que nos permite ir a su vez cómodas en nuestro día a día y que también es capaz de hacernos sentir sexis y atractivas.

Pero la historia del sujetador se remonta a casi 500 años atrás. Las primeras mujeres en usar sujetador fueron las habitantes de Creta, unos 1700 años a. de C.

Luego, ya en la época de la antigua Grecia, las mujeres usaban el zóster o el apodesmo, unas prendas íntimas que servían para resaltar esta parte del cuerpo.

Y en la época romana, las mujeres usaban el strophium, que además de tener la utilidad de sujetar, era símbolo de civilización.modelos de sujetadores

Llegando ya a la segunda mitad del siglo XIX, la francesa Herminie Cadolle diseñó un corsé dividido en dos partes, una para sujetar el busto y otra para marcar la cintura. Esta pieza se puso muy de moda entre las mujeres de la alta sociedad, entre ellas, reinas, princesas o espías como Mata Hari. Pero dejó de usarse a principios de la década del s. XX, por varias razones: la primera por el cambio de mentalidad en la sociedad, siendo esta más abierta; y la segunda por la Gran Guerra, ya que en esa época, las mujeres ocupaban los trabajos que los hombres dejaban para acudir a la contienda, y necesitaban ropa mucho más cómoda.

La historia más reciente del sujetador, conocido como lo conocemos hoy en día, se remonta a tan sólo 101 años, al año 1914. Fue creado en Estados Unidos por May Phelps-Jacobs, también conocida como Caresse Crosby, y como muchos de los inventos, fue creado por necesidad: iba a asistir a una fiesta y tenía pensado llevar un vestido con la espalda descubierta, pero no encontró ningún corsé que le fuera bien con dicho vestido, así que unió dos pañuelos de seda con una cinta de color pálido que se ataba al pecho. Viendo que su invento tenía éxito, decidió patentarlo y al cabo de un tiempo, la empresa Warner Corset Company se lo compró por por 1500€.

El problema que presentaba esta pieza, es que no existían las tallas.

Llegando ya a los desenfrenados años 20 apareció la tela elástica y en la siguiente década apareció el sujetador sin tirantes, pero aún con el problema de que todas las copas eran del mismo tamaño, pero ese problema lo resolvió Ida Rosenthal cuando introdujo las diferentes tallas de sujetador, adaptando así la pieza a todos los tipos de bustos.Lenceria_Carmen_Consulta_Talla_2

Pero sin duda, es a partir de los años 50 cuando se pone de moda y populariza el uso del sujetador, gracias al cine y al diseño de copas en forma de cono que aparecían en la gran pantalla.

En la actualidad existen diferentes tipos de sujetador, con push-up, con tirantes, sin tirantes, con blonda, sin blonda, de balcón…Esta pieza se ha adaptado a los tiempos y ha evolucionado con las modas y tendencias de cada momento.